Entradas

Los Valdés y el "Lazarillo"

Imagen
  “El Lazarillo de Tormes” , uno de los títulos magnos de la tradición literaria de nuestro país y, en palabras de Menéndez Pidal, la obra ““Príncipe y cabeza de la novela picaresca” ha sido siempre un libro rodeado de enigmas, desde el cuándo, cómo y dónde pudo escribirse o cuál fuera la fecha de su primera edición hasta, sin duda el más llamativo de ellos, la identidad real de su autor. No obstante, a lo largo del tiempo los estudiosos han elaborado hipótesis y han llevado a cabo sus propuestas a la caza de establecer esa autoría. Quizá las dos más importantes en la última época han sido las que hablan a este respecto de dos conquenses, los hermanos Valdés. Así, si al comienzo de la actual década era la catedrática de Literatura española de la Universidad de Barcelona Rosa Navarro Durán quien, primero parcialmente en la revista Ínsula y luego en la editorial Gredos, no dudaba en expresar su convicción de que – cual ya afirmara Joseph V. Ricapito en 1976– el libro habría sido fruto fe

Después del Museo

Imagen
                                                                                  Óleo de Miguel Ángel Moset Si algo resulta indubitable en la historia de la práctica artística conquense contemporánea es la influencia decisiva que tuvo y ha seguido teniendo en ella el asentamiento en la capital de la provincia de la colección de Arte Abstracto que Fernando Zóbel inauguraba el 1 de julio de 1966 en las por aquellos días restauradas Casas Colgadas. Su apertura, aparte de colocar a Cuenca en la agenda plástica nacional, iba a significar un radical antes y después en la propia vida cultural de la ciudad por su papel como esencial elemento catalizador de su desarrollo. Y es que el Museo – recordemos que fue el único dedicado al arte contemporáneo que hubo en España hasta la muy posterior puesta en marcha, en 1990, del Reina Sofía– al acercar a la sociedad conquense a la modernidad plástica  iba a actuar como revulsivo para cuantos, especialmente los más jóvenes, andaban dando en ella sus pr

Ciudades y periódicos

Imagen
                                                                                                  Imagen tomada de internet Espero que la profesora Belén Galletero me perdone el casi robo para encabezar hoy mi semanal entrega del título de su libro “Ciudades sin periódico. Auge y declive de la prensa provincial de Castilla-La Mancha” de cuya reciente aparición se hacían eco hace ahora siete días las páginas de este semanario, un trabajo en el que la docente de la Facultad de Comunicación ubicada en el campus de la Universidad de Castilla La Mancha en nuestra capital analiza la involución de la prensa en nuestra Comunidad Autónoma, una involución de la que tan testigos directos hemos sido por estos nuestros provincianos lares en una cadena de adioses y despedidas que fue llenando de cadáveres de papel las cunetas. Adiós hubo que darles sucesivamente, por centrarnos tan sólo en el periodo que se abrió tras la finalización de la Guerra Civil, tanto al viejo Ofensiva y a su rebautizada co

Cuestión de salud

Imagen
                                                                                 Imagen tomada de internet, Fundación Vivo Sano Cuando se habla de los peligros del calentamiento global y el cambio climático y cómo sus desastrosos efectos sobre el medio ambiente afectan al futuro no ya lejano sino casi inmediato de nuestro planeta se nos vienen de inmediato a la cabeza asuntos como la desertización, el desboque de la meteorología o el deshielo progresivo de los casquetes polares, temas que quizá por el cierto eco casi apocalíptico que parecen conllevar puede que demasiadas veces nos resulten preocupantes teóricamente pero que, al menos por estos nuestros hispanos pagos, a salvo por ejemplo de tsunamis y fenómenos similares, aunque no por cierto de la desertización, no acabamos de sentir como demasiado directamente relacionados con nuestro más inmediato día a día. Y sin embargo hay consecuencias de ese calentamiento y de ese cambio climático que sí que atentan ya, ahora mismo, a ese nues

Os presento mi último libro "Una radio, una ciudad" que repasa la historia de Radio Nacional de España en Cuenca destacando su profunda imbricación con el propio devenir de esa capital y su provincia.

Imagen
  Editado por la Real Academia Conquense de Artes y Letras, repasa la historia de la emisora pública estatal en Cuenca desde sus mismos inicios hasta la actualidad, una emisora de cuya plantilla formé parte desde 1975 hasta el 31 de diciembre de 2006. Lo he redactado como una crónica informativa que, al hilo de la narración más o menos cronológica del acontecer de la emisora estatal en Cuenca va dando paso  a testimonios de muchos de quienes a lo largo del tiempo protagonizaron cuanto se va contando; una crónica que aspira a dar fe de la intensa imbricación de la emisora estatal con la propia vida de esa ciudad y esa provincia en la que no sólo desarrollaba su esperable papel como herramienta informativa y de entretenimiento sino en la que venía a conformarse como un elemento social más, incluso durante bastantes años, especialmente en sus primeras etapas pero también en buena medida en las posteriores, como un elemento sin el cual no se entendería buena parte del propio devenir de aqu

Por insistir

Imagen
                                                                                   Foto JAG Mala memoria ha dicho en su último comunicado público la asociación Cuenca Abstracta que tiene nuestra capital en lo referente – son sus palabras literales– a “aquellos proyectos e ilusiones que pueden suponer un cambio para la deriva que lleva la ciudad”, una mala memoria que su denuncia trae a colación a propósito en concreto del tiempo que llevamos “sin noticias de, entre otros proyectos, la accesibilidad a nuestro casco histórico”. Y bueno, pues evidente es que tienen razón, que tras tantas polémicas y debates, tras tantos planes, tras tantas cambiantes decisiones pre y poselectorales sobre los modelos y las características de los tan traídos y llevados posibles remontes –que si ascensores, que si escaleras mecánicas– pues ahí andamos, abocados a la nada más absoluta a la hora de concreción real alguna para la puesta en marcha de cualquier medida o al menos eso parece, que ojalá andemos equ

Medio siglo

Imagen
  Medio siglo de existencia van a cumplir en este 2021 que prácticamente estamos estrenando las dos asociaciones culturales más veteranas de nuestra capital y provincia. el Cine Club Chaplin y la Asociación Conquense de Amigos del Teatro. Probablemente los condicionantes con que la pandemia del coronavirus está determinando el desarrollo de nuestro devenir cotidiano harán que las lógicamente esperables conmemoraciones de tan rotundos aniversarios tengan que llevarse a cabo de modo muy distinto a como se hubieran celebrado en circunstancias más normales, pero ello no quita que dejemos de dar constancia de tan poco habitual perdurabilidad ni que dejemos de congratularnos de ella. Con la proyección el 10 de octubre de 1971, en el salón de actos de la Casa de Cultura capitalina del film “Peppermint frappé” de Carlos Saura iniciaba su actividad el Chaplin, una proyección en el formato de 16 mm como lo iban a ser las dos siguientes –“Una historia inmortal” de Orson Wells y “Corredor sin re