Entradas

Una buena noticia

Imagen
Foto Saúl García Cortesía de Las Noticias de Cuenca
No saben lo gratificante que resulta para este articulista, en estos tan duros tiempos que nos ha tocado sufrir, poder ponerse al teclado del ordenador para, por una vez, bendito sea Dios, comentar alguna buena noticia. Pues bien, hoy, hoy por fin, va a poder hacerlo. Porque hoy tiene la oportunidad de, alegre y gozoso, comentar una noticia tan espléndida para un buen puñado de nuestros paisanos y por tanto para nuestra provincia como la que el pasado miércoles se colaba en los medios de comunicación para darnos cuenta de la buena nueva de que la factoría en Cuenca de Siemens Gamesa –superando así el angustioso periodo de incertidumbre provocado por el cierre de la que esta misma empresa poseía en la localidad navarra de Aoiz y por la rescisión en la conquense de los trabajos eventuales– va finalmente a mantenerse en funcionamiento, despejándose con ello el futuro de su medio centenar de trabajadores fijos, mediante, se nos ha dicho,…

Ahora o nunca

Imagen
“No son tiempos nada fáciles para Europa” confesaba hace nada –el pasado martes, vaya– el ministro de Exteriores de Alemania Heiko Maas al hilo de su encuentro en Valencia con su homóloga española Arancha González Laya. No, desde luego; desde luego que no lo son pero, qué demonios, acaso precisamente esa extrema dificultad de la situación, probablemente la más ardua, complicada y crucial de cuantas la Unión Europea ha tenido que aportar a lo largo de su existencia, ¿no debería llevarnos a, haciendo de la necesidad virtud, decidirnos de una vez por todas a que ella –la hoy por hoy todavía, no lo olvidemos, nuestra Unión– juegue en la palestra internacional un papel como actor geopolítico al que, maldita sea, tanto hemos venido en los últimos tiempos renunciando? Un papel que –tampoco estamos tan minusválidos, caramba si realmente sumamos cualidades, potencias y esfuerzos en una acción realmente mancomunada– evite quedarnos como comparsas en ese tablero mundial donde, con la tensión ent…

Cuestión de urgencia

Imagen
imagen tomada de http://envejecimientoenred.es/
Entre tantas cosas que la pandemia que hemos venido y aún seguimos padeciendo ha dejado más que claro es sin duda la imperiosa necesidad de potenciar, mejorar y perfeccionar por un lado nuestra sanidad pública –y dentro de ella especialmente la atención primaria, absolutamente decisiva a la hora de la prevención de amenazas y como primer escalón de la planificación de nuestra defensa frente a ellas–, una sanidad pública tan afectada por la visión neoliberal y privatizadora de estos servicios que, impulsada por unos y no corregida por otros, desgraciadamente padecimos en los últimos tiempos y, junto a ella, también hacer lo propio con el imprescindible servicio social prestado por las residencias para mayores y –no las olvidemos tampoco– para personas con dependencias, algo que debe estar, junto con la mencionada necesaria potenciación de la atención primeria…

Papel y digitales

Imagen
Nadie puede prever a estas alturas de la película –el debate ahí está pero siendo todavía casi más asunto de profetas que de analistas con suficiente acopio de datos para elaborar proyecciones fiables de posibles futuros– si la prensa, la prensa escrita, vaya, permítanme la redundancia por aquello del mejor entendernos, será capaz de adaptarse  a los nuevos revolucionarios tiempos o tendrá al final que decir adiós definitivamente a su tan de altibajos salpicada historia, pero en tanto llegan o no llegan esos salvadores cambios o esa apocalíptica despedida, regocijémonos de la vuelta a quioscos y suscriptores de la edición en papel de este nuestro –y desde luego suyo, lectoras y lectores–semanario que en sus páginas me acoge, tras que el maldito coronavirus lo forzara a recluirse, y gracias, en su digital internético nicho. Afirmado lo cual, de lo que voy a hablarles, miren por dónde, es sin embargo de la alegría que también me han producido dos nuevas apariciones comunicacionales pues…

Árboles

Imagen
La plantación de tres mil millones de árboles ha sido una de las propuestas claves de la nueva estrategia de biodiversidad para 2030 que el pasado día 20 planteaba la Unión Europea con el objetivo de detener la destrucción que sufre la naturaleza, una estrategia que, enmarcada en un escenario de utilización de energías renovables y reducción de la contaminación atmosférica, implicaría también reducir a la mitad la utilización de pesticidas, invertir la pérdida de polinizadores, incrementar la agricultura ecológica para alcanzar el veinticinco por ciento del total de la tierra agrícola y aumentar la protección de las áreas marinas; una estrategia, eso sí, que para ser aplicada habrá de soslayar el nada baladí problema de la ausencia de un marco de gobernanza general. Pero no es de ese plan, de esa estrategia europea, de lo que hoy quería hablarles este articulista sino, tomándolo tan sólo como espectacular punto de arranque, venirse a algo mucho, muchísimo más modesto pero mucho más ce…

Cara al futuro

Imagen
Ya desde antes, bastante antes de la pandemia coronavírica que actualmente nos flagela no andaban precisamente bien, pero que ni remotamente bien –no voy, evidentemente a descubrir nada a nadie– las cosas en la política ni nacional, ni europea, ni universal ni, por tanto, ahí nos duele, en la gestión de los intereses públicos, con una rampante derecha emperrada en seguir incurriendo en las más que demostradas aberraciones sociales del más disparado neoliberalismo y con las izquierdas tradicionales desorientadas y sin sabera qué carta quedarse entre sus ya no aplicables referencias históricas tradicionales y, tras los ya pasados buenos tiempos del –¿se acuerdan?– bienestar social, un asustante éste no es mi mundo que me lo han cambiado. Evidentemente estábamos y seguimos estando en el final de una era y se precisan nuevas formas, nuevos modos, incluso nuevos objetivos funcionales concretos, para afrontar un futuro vaya si no incierto. Por eso resulta al menos esperanzador, a la expecta…

Más que nunca

Imagen
Ha hecho sol. Ha hecho sol y ha subido notablemente la temperatura. Tras tantos días de encierro hemos salido, entre el júbilo y el temor, a la magia de la luz y el aire libre. Hasta los más viejos –no les tengamos miedo a las palabras, las cosas son lo que son– hemos salido por fin a embebernos de movilidad y primavera. El río, en todo su esplendor de verdes y reflejos –ventajas, privilegio habría que decir, de vivir donde uno vive– era estas mañanas una orgía de independencia y vida. Entre las ramas de los chopos y los fresnos, por sobre la ceremoniosa presencia de la sarga, por sobre la plural ofrenda de zarzas, majuelos, hiedras y nuezas, por sobre la sencillez de las compuestas, el  rojo aquí estoy de ésta o aquella amapola y la amarilla elegancia de los lirios, sobrevolando el carrizal y el ahora raudo, ahora remansado discurrir de la corriente, dominio del azulón y de algún ocasional cormorán, la pajarería entonaba su abigarrado concierto de trinos y gorjeos. Hemos sido pocos y…