Malos vientos



No sé si tan violentos e inclementes como los que estos días nos anda endosando un otoño tan artero que tras disfrazarse de casi verano se nos ha destapado, de golpe y porrazo, como casi invierno, pero desde luego no parecen nada buenos los vientos que hoy por hoy soplan cara a esa Cumbre del Clima que en menos de un mes debe comenzar en Copenhague. Finalizadas las jornadas preparatorias de Barcelona sin que los asistentes hayan llegado a un acuerdo sobre las reducciones de emisión de gases de efecto invernadero, no parece que sean muchas las perspectivas de que en la capital danesa pueda alcanzarse un cada vez más urgente acuerdo para reemplazar el vigente Protocolo de Kyoto de, la verdad, no muy exitosos resultados, que expira en 2012. A lo que como mucho parece que se podría llegar - aunque el responsable de la ONU Yvo de Boer juegue aún a la esperanza – sería a una declaración política a la espera de volver a intentar el acuerdo en mayo del año que viene en Bonn que, vistas cómo van las cosas, difícil resulta ya de creer, por más que estos días se hayan producido, bendito sea Dios, algunos acercamientos en aspectos como la deforestación, las ayudas a los países en desarrollo o la adaptación al cambio climático. Y ello pese a que las Naciones Unidas siguen insistiendo en que antes de 2020 habría que estabilizar las emisiones de CO2 en todo el mundo y volver a los niveles de 1990 para, sin bajar la guardia, seguir reduciéndolas a la mitad antes de 2050. Les digo que…
Publicado en Columna Cinco, Grupo El Día, el martes 10 de noviembre de 2009. Foto tomada de Internet

Comentarios

Entradas populares de este blog

EL JUEVES 21 PRESENTO NUEVO LIBRO CON ACUARELAS DE MIGUEL ÁNGEL MOSET

Nosotros, los del Sur

Vaya si no