Así son las cosas




¿Podrían ustedes subsistir con menos de noventa céntimos de euro al día? Pues así ¿viven? millones y millones de personas en este nuestro bendito planeta, la mayoría, por cierto, en el campo. Son los crudos datos del “Informe sobre la pobreza en el mundo rural 2011” del Fondo Internacional para el Desarrollo de la Agricultura de la ONU, que nos asegura que de cada diez seres humanos hambrientos, siete viven en el campo; o, si lo quieren en macro-cifras, que de los alrededor de tres mil cien millones que hoy por hoy habitan en el medio rural, más mil cuatrocientos lo hacen en pobreza extrema (con los dichos noventa céntimos) y novecientos veinticinco padecen subnutrición. Un informe que – además de reafirmar el peligro que para los agricultores supone ese cambio climático al que aún hay quienes se obstinan en restarle importancia – nos avisa de que para subvenir a las necesidades de los algo más de nueve mil millones que se calcula seremos en 2050 habría que aumentar la producción de alimentos un setenta por ciento y duplicar la producción agrícola de los países en desarrollo. ¿Cómo?, pues haciendo que los pequeños agricultores desempeñen un papel mucho más eficaz en ellos, que las zonas rurales aprovechen al máximo las oportunidades de crecimiento del empleo no agrícola que se presenten y que se renueven los esfuerzos, de manera más eficaz, para atender las preocupaciones de la población rural pobre en cuanto compradores de alimentos. ¿Qué creen? ¿Querremos siquiera intentarlo?

Publicada en Columna Cinco, Grupo El Día, el martes 7 de diciembre de 2010. Foto tomada de internet

Comentarios

Entradas populares de este blog

EL JUEVES 21 PRESENTO NUEVO LIBRO CON ACUARELAS DE MIGUEL ÁNGEL MOSET

Nosotros, los del Sur

Vaya si no