A modo de presentación

Hola a todos, seáis quienes seáis quienes, por las razones que sean - puro azar o locura voluntaria - habéis caído por estos virtuales lares, por este "aquí estoy" donde, en la medida que mi innata pereza me lo permite,voy publicando mis habituales columnas periodísticas en los diarios del grupo El Día, tal cual noticia que pienso que os puede interesar y, en fin, para qué engañaros, lo que en cada momento se me ocurre. Ya me diréis...

martes, 25 de enero de 2011

Ojalá


Parecía impensable pero ahí está: en Túnez, ese Túnez que para tantos de nosotros, españolitos de a pie, no pasaba de ser un reclamo más en los escaparates de las agencias de viaje - las playas de Hammamet del brazo del esplendor de los mosaicos romanos – todo lo más mezclado con la borrosa imagen, Aníbal, ¿no?, de aquellas guerras púnicas que estudiábamos en el colegio, sin que se nos diera un ardite el saber ni quiénes ni cuan deshonestamente regían sus destinos (y de haberlo sabido tampoco, seamos sinceros, nos hubiera quitado demasiado el sueño), corren vientos de esperanza democrática que ojalá se confirmen. Sí, ojalá. Ojalá lo hagan pese no ya a las chinas sino a los verdaderos peñascos que tantos países de su entorno y parecidas características no van a tardar en ponerles a sus ciudadanos en el camino y pese a lo poco o nada que, mucho se teme este columnista, vaya a ayudarles en el empeño esta nuestra tan hipócrita sociedad occidental tan dispuesta siempre a cerrar los ojos - ¿derechos humanos dice usted? - ante cualquier dictadura que juegue a ser parapeto ante cualquier potencial amenaza, el terrorismo islamista, valga el caso, o nos venga bien como cómplice de nuestros particulares intereses geopolíticos o económicos. Sí; ojalá se hagan realidad y tunecinas y tunecinos consigan, también, eludir el pasar de Guatemala a Guatepeor, aprendiendo en cabeza ajena y evitando así errores de tan nefastas consecuencias cual los en su día cometidos en Irán. Ojalá.
Publicado en Columna Cinco, Grupo El Día, el martes 25 de enero de 2011. Foto tomada de internet

No hay comentarios:

Publicar un comentario