A modo de presentación

Hola a todos, seáis quienes seáis quienes, por las razones que sean - puro azar o locura voluntaria - habéis caído por estos virtuales lares, por este "aquí estoy" donde, en la medida que mi innata pereza me lo permite,voy publicando mis habituales columnas periodísticas en los diarios del grupo El Día, tal cual noticia que pienso que os puede interesar y, en fin, para qué engañaros, lo que en cada momento se me ocurre. Ya me diréis...

martes, 22 de mayo de 2012

HABAS A LA ALEMANA



Una vez que ha quedado ya meridianamente claro (tras la ¿inesperada? revelación de cómo a autonomías tan banderas del PP como Madrid y Valencia también se les disparó, y cómo, el déficit) que no sólo los socialistas cuecen habas y que si unos no lo hicieron nada bien los otros patente está que tampoco, lo mismo va siendo ya hora de que estos señores/as que nos gobiernan vayan dando de lado el qué malos que fueron y qué mal que nos lo dejaron todo, para ponerse de una vez por todas a intentar arreglar como se pueda las cosas que para eso sí, no para que se quejaran sine die, les eligió esa mayoría tan mayoría de la ciudadanía de la que tanto y tanto alardean, con independencia de que anden haciendo – pobrecitos de nosotros, si no querríamos pero es que no las circunstancias, ya saben… - lo contrario de cuanto nos dijeron que harían. Claro que hablando de gobernar lo primero que nos tendrían que dejar bien claro es si realmente lo hacen o simplemente se limitan a cocinar fielmente las recetas que doña Ángela les dicta desde Berlín o – a ver buen hombre, olvídese de Hollandes y de Obamas y ríndame cuentas - en cualquier paquebote de Chicago. Y lo mismo, pues miren ustedes, dejando de una vez por todas los tú más o los tú igual, no estaría nada, pero que nada mal, que comenzaran a plantearse la posibilidad de formar un frente común con, ya saben, los chicos de más o menos izquierda. ¿No nos acaban de presentar el reciente acuerdo con las comunidades, incluida una tan para sus miras garbanzo negro cual la andaluza, como un fructífero y aplaudible pacto de Estado? Pues qué razón hay para no buscar con otro un mínimo frente común al menos con sus principales rivales políticos, por más que éstos sigan en horas bajas y los comande el “luciferino” Rubalcaba. A lo mejor así conseguimos que nuestro menú incluya no sólo la agria salda tudesca – “control del gasto y reformas estructurales seguirán siendo la base de nuestra política” – y podremos cocinarnos algún platillo aliñado con el aceite de oliva del fomento del crecimiento. 


Publicado en El Día de Castilla La Mancha y El Día Digital el martes 22 de mayo de 2012

No hay comentarios:

Publicar un comentario