A modo de presentación

Hola a todos, seáis quienes seáis quienes, por las razones que sean - puro azar o locura voluntaria - habéis caído por estos virtuales lares, por este "aquí estoy" donde, en la medida que mi innata pereza me lo permite,voy publicando mis habituales columnas periodísticas en los diarios del grupo El Día, tal cual noticia que pienso que os puede interesar y, en fin, para qué engañaros, lo que en cada momento se me ocurre. Ya me diréis...

viernes, 4 de octubre de 2013

Celeridad



Sí señor, eso se llama rapidez, qué digo rapidez, celeridad y de la buena. Aún andaba caliente el anuncio de que a partir del próximo uno del mes entrante quedarán sujetos a un nuevo copago toda una serie de medicamentos de dispensación ambulatoria en los hospitales (para que nos enteremos, aquellos que sin tener la calificación de “uso hospitalario” se dispensan en esos centros a pacientes no ingresados) y ya, raudo y veloz, nuestro ínclito consejero de Sanidad y Asuntos Sociales, don José Ignacio Echániz, se apresuraba, el martes pasado, a dejar bien claro que nuestra señora la Junta de Comunidades se adaptará en el menor tiempo que pueda a su aplicación. Nada, por supuesto, de un pues mire, no, como esas gentes de retorcido colmillo de la Junta de Andalucía o de Euskadi que ya han hablado de plantear recursos de alzada, que es que ya no saben qué hacer para que las cosas se manejen con eficacia, sino ni siquiera cualquier mínima reticencia como la que su compañero de partido y consejero de Castilla y León, el señor Sáez, don Antonio - pero en qué estaría pensando, ¿verdad, don José Ignacio? - que se permitió expresar su opinión de que la nueva medida no generará ahorros al sistema mientras que afectará a pacientes que necesitan y deben seguir recibiendo esos tratamientos… No señor, pues claro que no, estaría bueno: en Castilla La Mancha a cumplir y deprisita, lo antes posible, lo que la Moncloa mande, que para mañana es tarde y que se fastidien  tantos agoreros como hablan del deterioro continuado del sistema nacional de salud. Porque, ¿acaso vamos a hacer caso de cantamañanas como los tipos esos de Médicos del Mundo que hasta osan lanzar campañas como ésa de tan alarmista lema “Nadie desechado” para nada menos que intentar concienciarnos de que la benéfica reforma sanitaria puesta en marcha por nuestro benevolente gobierno es “un grave error de previsión, una regresión en el marco de los derechos humanos y un radical cambio en el modelo de la sanidad pública española, que sustituye la cobertura universal por un sistema de aseguramiento”?. Pero qué demonio sabrán ellos…

Publicado en Las Noticias de Cuenca. Sección "Déjenme que les diga". Semana del 27 de septiembre al 3 de octubre de 2013 

No hay comentarios:

Publicar un comentario