Solidarios a tope



No parece que se haya estirado mucho, la verdad sea dicha, nuestro bendito gobierno a la hora de acoger en este nuestro país a los demandantes de asilo que, provenientes en su mayoría de Siria y Eritrea, malviven en Italia y en Grecia, en la reunión a veintiocho mantenida en Bruselas para repartir entre las naciones europeas los treinta y dos mil que finalmente se acordaron tras revisar a la baja los cuarenta mil de los que se habló en principio, entre otras razones por la resistencia de países como Hungría o el nuestro a aceptar el programa inicialmente diseñado y la clave de reparto propuesta. Serán finalmente mil trescientos, bien lejos de los cuatro mil doscientos ochenta y ocho en dos años que le solicitaba la Comisión Europea; mil trescientos –nos sale a 0,000027 inmigrante por españolito– que, oigan, no se me pongan así, lo mismo llegan hasta los mil quinientos, cual ha señalado el ministro del Interior, don Jorge, con la prevista reunión que los países de la Unión se han comprometido a celebrar en diciembre para ver si se estiran hasta alcanzar esos cuarenta mil de los que se habló en un principio; pero bueno, en fin, no critiquemos que ya nos ha señalado asimismo el señor Fernández Díaz que respecto al pacto que también debe alcanzar Europa para distribuir en la Unión el peso de la acogida de los veinte mil aún refugiados en países terceros, ahí sí que, generosos, vamos a echar el resto y acogeríamos a mil cuatrocientos cuarenta y nueve –tan sólo un algo por debajo de lo que nos pedía el ejecutivo comunitario– porque ahí, dejen que se lo explique, que es que no se dan cuenta, demonios, que hay que decírselo todo, ya no hay que temer el coco del, ya saben, “efecto llamada”. Y además, qué caramba, no nos flagelemos que ahí andan por ejemplo Reino Unido y Dinamarca yéndose por el foro gracias al uso de la salvaguarda que les permite quedar fuera del proyecto (lo que no ha hecho Irlanda que pudiendo también utilizarla no lo ha hecho y acogerá a seiscientos) o los gobiernos austriaco y húngaro que han ofrecido cero plazas, que menudos son ellos. Y bueno, todo esto despacito y buena letra, que no todo va a ser llegar y besar el santo, que ya se nos ha avisado que las primeras reubicaciones serán allá para octubre que aún es necesario esperar al voto en septiembre del Parlamento Europeo por más que el pronunciamiento de la Eurocámara no sea vinculante.  Solidarios a tope ¿no?

Publicado en Las Noticias de Cuenca. DÉJENME QUE LES DIGA. Semana del 24 al 30 de julio de 2015. Foto tomada de Internet

Comentarios

Entradas populares de este blog

EL JUEVES 21 PRESENTO NUEVO LIBRO CON ACUARELAS DE MIGUEL ÁNGEL MOSET

Nosotros, los del Sur

Vaya si no