Un asunto pendiente

 


Raro será el articulista que, como inevitable consecuencia de su asumida condición de periódico comentarista de lo que a su alrededor va pasando, no vaya coleccionando en su diaria atención a esa cotidianidad toda una serie de temas que, hayan sido o no objeto de sus textos,  saltaron en determinado momento a los medios para luego, guadianescos, desaparecer durante un más o menos largo periodo, volver quizá, si hay suerte, a reaparecer y nuevamente hacer mutis; temas, hechos, anuncios, sucedidos, que van así engrosando la que cabría bautizar como su carpeta de asuntos pendientes. Una carpeta que de cuando en cuando puede que le dé por repasar e incluso puede que decida recuperar alguno de sus contenidos para, aprovechando la ventana que le proporciona su atrabiliario oficio, ponerlos de nuevo en circulación para interrogarse que qué pasa con ellos, qué cómo va, por ejemplo, si se trata de proyectos teóricamente en marcha, su desarrollo. Pues bien, a quien esto firma le ha apetecido hoy preguntarse en público, por si acaso alguien quiere responderle, cómo anda uno de esos asuntos pendientes: la anunciada puesta en marcha  en nuestra capital provincial de esa Escuela Superior de Arte Dramático de Castilla La Mancha que, tras su aparición en el tablero cultural regional en 2014 en el curso de las Primeras Jornadas de Escuelas de Teatro de Castilla la Mancha celebradas en la sede en nuestra ciudad de la UIMP, fue una de las permanentes reivindicaciones del mundillo teatral  castellanomanchego –y del conquense en particular ya que siempre se habló de su ubicación en Cuenca– y que, tras un largo proceso de propuestas, reuniones y declaraciones, se nos dijo que iba a pasar de esperanzada posibilidad a realidad concreta ya que entre las inversiones incluidas en los Presupuestos de la Junta de Comunidades de Castilla La Mancha para el presente año figuraba una partida de 800.000 euros para su puesta en marcha en cumplimiento del compromiso en ese sentido asumido por el gobierno regional tras la solicitud planteada por el pleno del Ayuntamiento de nuestra capital; y, para mayor detalle, la consejera de Igualdad y portavoz Blanca Fernández declaraba que, ligada en su principio en su funcionamiento a la Escuela de Arte Cruz Novillo, se ubicaría en las dependencias del IES Nº 7 de Cuenca compartiendo espacio –el edificio de Ciclos Formativos con los alumnos y alumnas de ESO y Bachillerato del IES San José en ellas reubicados. Una iniciativa con la que, añadía, “se podrá dar también cumplimiento, en los próximos años, al compromiso de que Castilla-La Mancha cuente con Estudios Superiores de Arte Dramático”. Y por su parte la delegada en la provincia de la Junta, María Ángeles Martínez, en el curso de una entrevista publicada en el pasado enero en este mismo semanario que tienen en sus manos, afirmaba que: “en unas semanas se sacarán ya a licitación las obras de la Escuela de Arte Dramático que irá ligada con la Escuela de Arte Cruz Novillo, de Cuenca. Un proyecto muy ilusionante puesto que yo creo que podemos llegar a ser un referente en ese ámbito a nivel nacional, no solo por las ganas que hay de que sea una realidad sino porque hay profesores de gran calidad”. Pues bueno, este articulista piensa que, dado que también se ha hablado de que la redacción del proyecto –que tendría el horizonte del final del año como plazo estimado para su terminación– se encuentra “muy avanzada”, no nos vendría nada mal, que quien pueda y le corresponda nos pusiera al día de cómo, a este respecto, andan las cosas en estos momentos. Vamos, por echarle una ojeada al ahora de uno al menos al de los contenidos de mi personal carpeta de pendientes.

Artículo publicado en Las Noticias de Cuenca. Edición impresa del viernes 26 de marzo de 2021 y n la edición digital.

Comentarios

Entradas populares de este blog

EL JUEVES 21 PRESENTO NUEVO LIBRO CON ACUARELAS DE MIGUEL ÁNGEL MOSET

Nosotros, los del Sur

Vaya si no