Nucleares sí, nucleares no





Nucleares sí, nucleares no. La polémica parece haberse reavivado al hilo del sí-no, no-sí que se trajo el gobierno sobre Garoña y cuya última nota sería, tras el anuncio de su - ¿blindado? - cierre para 2013, la reafirmación por el presidente de su apuesta por su progresiva sustitución y por las energías renovables. Mientras los partidarios de su mantenimiento e incluso aumento las consideran garantes del suministro eléctrico y reductoras de nuestra dependencia energética exterior, subrayan que no emiten gases invernadero, que son seguras y competitivas, que generan empleo y que los residuos tiene solución, sus detractores afirman que son peligrosas, ineficientes por su bajo aprovechamiento energético, que no disminuyen la dependencia externa sino lo contrario, que son caras, no renovables y que lo de los residuos caray sí no es problema. Pues miren ustedes, puesto a echar su cuarto a espadas sobre el tema, este columnista, constreñido por el mínimo espacio de que dispone, y aparte de dejar constancia de que, argumentos económicos a un lado, lo de los residuos vaya si le preocupa, quiere sobre todo preguntarse en voz alta por qué demonios si alardeamos tanto – incluidas algunas al menos de las propias eléctricas - de nuestro potencial en las renovables y de nuestro avance al respecto (el año pasado aportaron el 19 % de la electricidad, este año parece ser que la cifra subirá seis puntos y para 2020 el gobierno habla de alcanzar un 40) no tiramos ya a tope por tal camino… ¿Ingenuo, me dicen?

Comentarios

Entradas populares de este blog

EL JUEVES 21 PRESENTO NUEVO LIBRO CON ACUARELAS DE MIGUEL ÁNGEL MOSET

Una labor a recuperar

Herramientas y formación