Entradas

Premios y carencias

Imagen
  Foto Saúl García. Cortesía de Las Noticias de Cuenca Por novena ocasión consecutiva la Biblioteca Pública Municipal de Villar de Olalla ha figurado entre las galardonadas –en este caso concreto por su proyecto “Lee, actúa y conciénciate ¡jugando!”–   en la Campaña de Animación a la Lectura María Moliner convocada por el Ministerio de Cultura y Deporte en colaboración con la Federación Española de Municipios y Provincias, en un nuevo ejemplo de un historial de excelencia que ya le supuso la concesión de la Medalla al Mérito Cultural a la Creación Literaria, Edición y Fomento de la Lectura de la administración autonómica castellanomanchega. Aparte de la lógica felicitación a sus usuarios y a su responsable Juan José Alfaro tanto por sus distinciones como, sobre todo, por una trayectoria que ha hecho que en una población de menos de mil quinientos habitantes más de setecientos usen un servicio que por ejemplo ha promovido la existencia de cinco clubes de lectura con adultos, infantiles

Hallazgos

Imagen
  Imagen de archivo del yacimiento de Buenache de la Sierra. Foto: Unidad de Paleontología de la UAM. No había venido teniendo la presencia mediática que los del cercano paraje de Las Hoyas o el de Lo Hueco pero miren por donde el yacimiento paleontológico de Buenache de la Sierra nos acaba de dar la noticia científica del verano conquense con la aparición en él de un fósil de grandes dimensiones que por las características que presenta parece que, a tenor al menos de las primeras declaraciones de sus descubridores, podría conformarse como un hallazgo de especiales importancia y relevancia. Como en la más típica película el descubrimiento llegaba cuando a punto estaba ya de cerrarse la campaña de excavaciones –la tercera realizada en él desde que comenzara a estudiarse hace cinco años– y que ha llevado a cabo el equipo de la Unidad de Paleontología de la Universidad Autónoma madrileña, una campaña por otra parte no especialmente intensa ya que se había optado por centrar el grueso de l

Un plan viario global

Imagen
     Foto Saúl García Cortesía de Las Noticias de Cuenca Con la llegada del verano ha vuelto a entrar en funcionamiento en nuestra capital provincial, durante el fin de semana, el servicio de lanzaderas al casco histórico con, a lo que se nos señala, un cierto incremento – bien está eso– en su número de usuarios respecto al también inicial del pasado año. Ello anima a este articulista a volver a poner en blanco sobre negro, una vez más, la urgente y apremiante necesidad de que, de una vez por todas, se planifique, y lo más pronto posible y más allá de proyectos puntuales, se acometa la realización de un plan viario global diseñado para solucionar no sólo el evidentemente arduo problema de la accesibilidad y la relación viaria de esa tan por tantos aspectos esencial y significativa área urbana con el resto de la ciudad, sino también otras de las actuales deficiencias (pensemos por ejemplo en la pobre e incoherente relación del horario de sus autobuses con el de llegada y salida de los t

Una obligada actuación urgente

Imagen
  Demasiado fuera de la oferta turística habitual conquense, la Iglesia de la Virgen de la Luz y San Antón es sin embargo un edificio fundamental dentro del catálogo patrimonial de nuestra capital provincial como pieza príncipe de un estilo, el barroco, que bien merecería la creación de uno de los itinerarios básicos de las visitas a la ciudad junto a los otros templos creados o reformados en ella en el siglo XVIII, cual es su caso, por José Martín de la Aldehuela. Quizá esa ausencia de las agendas haya influido en la poca atención que, salvo determinadas actuaciones puntuales y no precisamente muy recientes, y pese a gozar de la consideración de Bien de Interés Cultural en la categoría de monumento, se ha prestado a su conservación y restauración, una despreocupación que ha llevado a esa actual situación de deterioro que ha motivado el que la Asociación Hispania Nostra – que entre otros objetivos tiene los de difundir los principios, resoluciones y recomendaciones de organismos intern

Agua, pista y setos

Imagen
      Foto Saúl García Las Noticias de Cuenca La conmemoración el pasado miércoles en el pequeño cementerio de San Isidro del trigésimo séptimo aniversario del fallecimiento de Fernando Zóbel venía a recordarnos una vez más la importancia que para Cuenca tuvo –y con matices ha seguido teniendo–el asentamiento en ella de la Colección de Arte Abstracto que el pintor inauguraba el 1 de julio de 1966 en las por aquellos días recientemente restauradas Casas Colgadas, un asentamiento que, aparte de colocar a la ciudad en la agenda plástica nacional, iba a significar un radical antes y después en su vida cultural al convertirse en esencial elemento catalizador de su desarrollo al generar un proceso que, pese a ser repetidamente citado casi como un mantra, dista aún de ser analizado, tanto en   su significación en ese momento histórico no sólo para el propio acontecer conquense sino en el propio panorama plástico hispano –recordemos que recordemos que el Museo conquense fue durante mucho tiemp

Treinta y siete años después

Imagen
  La conmemoración el pasado miércoles en el pequeño cementerio de San Isidro del trigésimo séptimo aniversario del fallecimiento de Fernando Zóbel venía a recordarnos una vez más la importancia que para Cuenca tuvo –y con matices ha seguido teniendo–el asentamiento en ella de la Colección de Arte Abstracto que el pintor inauguraba el 1 de julio de 1966 en las por aquellos días recientemente restauradas Casas Colgadas, un asentamiento que, aparte de colocar a la ciudad en la agenda plástica nacional, iba a significar un radical antes y después en su vida cultural al convertirse en esencial elemento catalizador de su desarrollo al generar un proceso que, pese a ser repetidamente citado casi como un mantra, dista aún de ser analizado, tanto en   su significación en ese momento histórico no sólo para el propio acontecer conquense sino en el propio panorama plástico hispano –recordemos que recordemos que el Museo conquense fue durante mucho tiempo, hasta la muy posterior puesta en marcha,

Contar lo ocurrido

Imagen
  La máxima “lo que no se cuenta, no existe” se ha convertido hoy en día en uno de los axiomas más universalmente reconocidos en el campo de la publicidad, pero bien cabe, desde luego, aplicarla también, con cuantos matices sean precisos, a la realidad de otras muchas áreas de nuestro acontecer desde el propio conocimiento de nuestro hoy y ahora –anda que no es evidente, a este respecto, que lo que no cuentan los medios de comunicación pues, eso, para cuantos no les afecta directamente, como si no existiera– a, también, en muy buena medida, a cuanto a lo largo del tiempo ha ido conformando nuestro patrimonio colectivo, ése que nos ha hecho ser como somos y que sólo si se cuenta nos hará comprender y valorar correctamente nuestro presente y por tanto también nuestro futuro. Y a ese respecto a este articulista –perdónenle lo que de presuntuosa o arrogante pueda, en base de la tan relativa calidad de quien la enuncia tener tal afirmación – cree que, salvo cuantas excepciones se puedan al