Aplauso para una dimisión


Aunque no llegaran a cruzar palabra, tuvo el columnista la ocasión de conocer de visu, el pasado jueves, al hilo de su presencia en la exposición de collages – espléndida, por cierto - que el periodista y poeta conquense José Luis Jover inauguraba en el Museo Valenciano de la Ilustración y la Modernidad, a su director, el catedrático de Estética y presidente de la Real Academia de Bellas Artes de San Carlos, Román de la Calle. Poco podíamos sospechar entonces nadie que, tan sólo cuatro días después, iba, en gesto que le honra, a dimitir de su cargo disconforme con la censural decisión de algunos de los responsables de la Diputación valenciana, patrona de la institución, (ya saben, donde hay patrón…) de - les supongo a muchos de ustedes, lectores, enterados del hecho – expurgar, retirando algunas de sus imágenes, la muestra de fotoperiodismo “Fragments d’un any” que, promovida por la Unión de Periodistas Valencianos, se abría, en esa misma fecha, en otra de las salas. Una dimisión presentada, según sus declaraciones, por coherencia con su condición de responsable de las exposiciones organizadas en la institución, por no querer ser partícipe de ninguna mengua de la libertad de expresión y por no poder aceptar en modo alguno que se hubiera dicho que había estado vinculado a una decisión con la que, ha reiterado, nada tuvo que ver. Actitud más que honesta aunque poco habitual en el país del sillón con pegamento, que sin duda merece el más sincero aplauso.
Publicada en Grupo El Día el martes 9 de marzo de 2010. Foto tomada de internet

Comentarios

Entradas populares de este blog

EL JUEVES 21 PRESENTO NUEVO LIBRO CON ACUARELAS DE MIGUEL ÁNGEL MOSET

Una labor a recuperar

Herramientas y formación